martes, 12 de octubre de 2010

¿A QUIÉN DEBEMOS CONFESAR NUESTROS PECADOS? ¡A JEHOVÁ DE LOS EJÉRCITOS! ¡EL LOS PERDONARÁ!

Salmo 32

32:5 Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad.
Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová;
Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.

32:6 Por esto orará a ti todo santo en el tiempo EN EL TIEMPO EN QUE PUEDAS SER HALLADO;
Ciertamente EN LA INUNDACIÓN DE MUCHAS AGUAS NO LLEGARÁN ESTAS A ÉL.