lunes, 9 de mayo de 2011

JESUCRISTO VINO A BUSCAR LO QUE SE HABÍA PERDIDO: A LOS ASESINOS, LOS VIOLADORES, LOS LADRONES, A LOS QUE ADORAN A OTROS DIOSES


1 Juan 3:8: El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

Lucas 9:10 Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar LO QUE SE HABÍA PERDIDO.

Marcos 2:17 Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a PECADORES.

Juan 6:37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, NO LE HECHO FUERA.

Juan 6:38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.


PERO, ¡AY DE LOS QUE NO SE ARREPIENTAN!


Apocalipsis 21:8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.